Quién soy … Me llamo Alejandro Jiménez pero donde voy yo con ese nombre si todo el mundo me conoce por “Alex de la Huerta”. Todo viene por la zona donde vivo, un antiguo vivero en el corazón de Dos Hermanas llevado por mi familia desde 1948 hasta la actualidad, pasando por la cuarta generación. Esta zona llamada Huerta Palacios fue donde pasé todo mi infancia junto a mis hermanos y familia, de ahí el nombre de “Alex de la Huerta”.

Tras un temprano fracaso escolar comencé a trabajar con tan solo 17 años en un gran almacén de alimentación en el departamento de control de calidad. Fue en este momento cuando el mundo de la moda llegó a mi vida, ¡muy extraño! Ya que nadie de mi familia se había dedicado a la costura.

En el año 2000, tras una dura decisión por prejuicios o alguna de esas tonterías que ahora ni se plantean, decidí emprender mi formación como diseñador. Me matricule en una mítica escuela de moda en el centro de Sevilla llamada Tecniprac. Durante mi estancia en la escuela presente varias colecciones en Sevilla en donde una de ellas fue ganadora en un concurso de jóvenes diseñadores de Andalucía que me ofreció la oportunidad de presentarla en Madrid. Tras 4 años de formación decidí emprender mi negocio y abrir mi propio atelier.

Tras 3 años con el atelier a pleno rendimiento, se iba introduciendo en España la revolución de la moda “Low Cost”. Por este y por algunos motivos más me vi obligado al cese de la actividad, sueños, ilusiones y fuerzas se vieron interrumpidos. Esta aventura me sirvió para darme cuenta que quizás no era mi momento “como se suele decir”.

Decidí ampliar mi formación con perseverancia y una sonrisa forzada en la cara. Logré entrar en una especie de prácticas en una prestigiosa firma sevillana liderada por dos diseñadores. En ella estuve durante dos temporadas y reconozco que me sentí como pez en el agua. Para mí fue una de las mejores experiencias de mi vida ya que la inspiración y las ganas volvieron a mi cabeza…
Ahora sí, con ideas renovadas era hora de empezar de “cero”.

Mucho más adulto decido presentar colección en el concurso de Jóvenes Diseñadores en la pasarela “Simof” Salón internacional de la moda flamenca, “Un Jardín en Marte” fue el nombre que pude y que a su vez premiada como mejor colección de ese año.

Era año de aprovechar las oportunidades que me brindaba el premio y que yo supe sacarle todo el partido que requería. Ocho meses en una de las mejores escuelas de moda de nuestro país “Felicidad Duce”, en ella realicé un Máster de Patronaje y Comunicación de Moda, aparte toda la inspiración que te da las calles de Barcelona.